Soria, sé fuerte

Cuando ya nada parecía poder sorprendernos en este lejano reino de occidente llamado España. El gobierno, supuestamente en funciones del Partido Popular, ha parecido por un momento, dispuesto a brindarnos un redoble más de tambores en este particular circo en el que hemos llegado a transformar nuestra política patria. Con el nombramiento del ex ministro Soria, en plena resaca de la fallida sesión de investidura, para el puesto de Director ejecutivo en el Banco Mundial. El gobierno popular y particularmente su presidente, Mariano Rajoy, dejaban claro que en España, tan solo los favores en el seno del propio partido parecen pagarse.

Tras años de una incesante lucha política y económica de diferentes gobiernos de nuestro país, por conseguir ocupar espacios de poder en diferentes organismos internacionales. Todo ha culminado con la representación de nuestra política más caciquil, y el dedazo como clara reminiscencia de la época Aznar en el gobierno de Mariano Rajoy, en el nombramiento de personajes de la calaña moral de Soria o Rato para cargos de responsabilidad en instituciones como el Banco Mundial. Si para esto nos hemos apretado el cinturón todos estos años los españoles, quizás hubiese sido mejor continuar nuestro camino de una manera un tanto más digna, en el ostracismo internacional.

El PP demuestra una vez más con este movimiento, su particular visión de la gestión del estado. Haciendo un uso meramente particular, de un nombramiento que nos debiera representar a todos. El puesto con el que se pretendía recompensar al ministro antirenovables, del fracking, los chollos hoteleros o las prospecciones en Las Canarias, entre otras perlas. Es un puesto que representa a todos los españoles. Un puesto en el escaparate de la política internacional que ha costado demasiado conseguir, para que termine una vez más, ocupado por el amigo del presidente de turno.

Se nos quiso convencer desde Génova de que el cargo fue asignado en un concurso de méritos en el que Soria, como un funcionario más, se presentó y accedió al cargo por su propia valía. Nunca por méritos políticos. Explicación que podría resultar factible, sino fuese porque José Manuel Soria ha permanecido apartado de su labores como funcionario durante 26 años, la plaza nunca ha estado reservada para funcionarios, el gobierno se encargo de no hacer pública la convocatoria, ni en el Boletín Oficial del Estado, ni en la web del Ministerio oportuno y porque pese a que a pasásemos por alto todos los puntos anteriores. No podemos olvidar que el ex ministro de Industria, Energía y Turismo tuvo que renunciar a su cargo, precisamente por las contradicciones, cuando no directamente mentiras, a la hora de explicar su participación en empresas radicadas en paraísos fiscales.

Mentía el ex ministro entonces, cuando declaraba no saber nada de dichas empresas y miente el PP ahora, cuando dice haberle concedido el cargo exclusivamente por méritos profesionales. Pese a todo, nadie espera ya que Rajoy de un paso atrás, tras nuevamente descubrirse el engaño. La dimisión de Soria, fue un lapsus de cordura en el reino de la impunidad. Rajoy ahora niega saber nada de este nombramiento, al igual que tampoco le tembló la voz al declarar no saber nada sobre el caso Bárcenas.  Tendremos que esperar a que los Aguirre, Monago o Cifuentes huelan de nuevo la sangre en la ya debilitada manada del presidente en funciones, para que las guerras internas en la familia popular, nos proporcionen una vez más, los restos de la carnaza de la corrupción como arma política en los titulares.

Son malos tiempos para la bancada popular, y la inmediatez de los juicios por el ‘caso Nóos’, las ‘tarjetas black’, el ‘caso Gürtel’ o los ‘Papeles de Bárcenas’ no parecen una buena señal para calmar lo que sin duda ya podemos comenzar a tildar como guerra interna en el PP, por la sucesión de un presidente ya en franca decadencia. Después de todo, tan solo eso ha logrado que el ex ministro tuviese que renunciar a un cargo por el que pasaría a cobrar anualmente, la friolera de 226.000 euros libres de impuestos. Dato este último que a tenor de su pasado, sin duda ha debido doler especialmente al político canario.

Tras el ruido de sables en el seno del partido y la repercusión en los medios. Soria y el Partido Popular, tendrán que pensar un momento y un destino más oportuno, para esta vez con más sigilo, poder encontrar un lugar en donde colocar definitivamente al ex ministro.

 

Industria-Energia-Turismo-Manuel-MINETUR_EDIIMA20160204_0548_18.jpg

Autor: @SeijoDani

 

Recuerda que como parte de la ley de memoria histórica y en recuerdo de la activista medioambiental Berta Cáceres,te agradeceríamos que dedicases un segundo a firmar esta petición para cambiar al recuerdo del fascismo de las calles de A Coruña,por el nombre de la activista medioambiental. 

https://www.change.org/p/xulio-ferreiro-calle-berta-c%C3%A1ceres-en-a-coru%C3%B1a

Desde DowJones te agradecemos tu colaboración.

Anuncios

El amor es ciego.

50 personas bajo la lupa de la justicia,entre los que se encuentran 20 concejales y exconcejales,una treintena de asesores del Partido Popular valenciano y 7.215.530 cómplices repartidos por toda España como votantes que con su apoyo electoral a una organización criminal en forma partido político,han dado el visto bueno a una corrupción vespasiana que desde la época de Naseiro,hasta el caso Bárcenas,ha marcado la hoja de ruta del PP utilizando el poder político y los fondos públicos provenientes del mismo,para obtener un lucro ilícito de forma personal y para beneficio del propio partido.

El ‘caso Imelsa‘ supone una nueva bofetada a la sociedad española,un nuevo clavo en un ataúd político,el del Partido Popular que hace tiempo en cualquier sociedad crítica con sus dirigentes,debería encontrarse enterrado bajo el peso de una corrupción  asfixiante incluso ya para la propia cúpula del partido.Pero esto no sucederá en España,en un país acostumbrado al revanchismo y a la confrontación más cercana al garrote que al estrado,las dos españas parecen dispuestas a obviar las flagrantes corruptelas de sus alcaldes y presidentes,siempre y cuando los Mass media garanticen un continuo flujo de información en donde encontrar algún caso en la otra orilla política para desahogar su rabia y frustración ante un panorama social cada vez más desolador.

Y ante todo esto,uno como votante de izquierdas,se pregunta si a la vista de los resultados electorales y viendo lo aferrados que se sienten a sus siglas,no deberían de ser los propios votantes del Partido Popular los primeros interesados en tirar de la manta,en desmontar un guión propio de la corrupción más casposa para intentar recuperar así antes de que sea tarde una alternativa política cada vez más infectada por la corrupción con cada día que pasa.Como dijo el por ahora presidente en funciones,tenemos lo que merecemos.

 

barbera

Autor: @SeijoDani

España sé fuerte II

Desde que en 2009 el ex tesorero del Partido Popular fuese imputado por cohecho y delito fiscal en la trama Gürtel una pregunta ronda por la cabeza de todos esos españoles, que todavía mantienen la paciencia y coherencia necesaria para reflexionar diariamente, al menos durante un breve lapso de tiempo; ya que todo lo que fuese exceder esa medida podría abocar a la total desesperanza hasta a los más castizos, sobre la situación política y social de su país y su evidente y progresivo deterioro ¿Y es que cómo es posible que el que fuese epicentro del Partido Popular en las épocas de Fraga,Aznar y Rajoy pudiese robar al menos 22 millones de euros sin que nadie en las estructura del partido pareciese percatarse? Y digo al menos porque el propio Dresdner Bank de Suiza asegura que esa cantidad podría suponer tan solo entre el 20 y el 50% del patrimonio del ex tesorero. Como si de un pequeño iceberg se tratase, la fortuna oculta en Suiza parece haber dañado la línea de credibilidad del Partido Popular en un momento en el que las cosas comienzan a cambiar definitivamente en la política española. La vieja pareja de conveniencia que suponían PP y PSOE en donde uno tapaba el caso Filesa a cambio de que el otro retardase hasta la saciedad el tufillo del caso Naseiro, no funciona ya en esa vieja y cansada piel de toro demasiado desangrada por las punzadas tonadilleras de esos brillantes y lustrosos trajes de faena de la corrupción. El barco se hunde y me da la sensación de que en el Partido Popular van a ser pocos los que sigan tocando la melodía del partido hasta el final, el clientelismo imperante hace aguas y nadie quiere quedarse sin sitio en los votes salvavidas antes de que la plebe suba a cubierta.Podríamos dar más datos,explicaciones y puntos de vista diferentes en estas líneas,podríamos volver sobre los mismos argumentos que hemos leído desde el 2009, pero tras todas las explicaciones en diferido,los Bárcenas sé fuerte,los Garzón,Pedreira y Ruz;cada uno con sus idiosincrasias y sus premisas y presiones,tras los sobres de 5000 y 15000 euros y todo el circo mediático tan solo nos quedan dos caminos que seguir a estos pequeños estafados que conformamos los españoles en general,y es que el dinero emigrado nos lo han robado a todos;votantes del PP o no,o bien nos creemos las explicaciones del PP y todo ha sido una obra maestra en la que el capo perdido de Los Soprano le ha robado 22M de euros a uno de los principales partidos de nuestro país o bien se trata de una gran trama de corrupción en donde hasta el ex presidente y el ex ministro; actualmente presidente, se han llevado suculentos sobres en B fruto de los teje manejes de esa gran época de la corrupción que la ley del suelo del señor Aznar contribuyo a fomentar. En realidad no sabría deciros cual de las dos opciones es más humillante y burlesca para la ciudadanía, si bien sabernos protagonistas de una ciudad del pecado en donde ya no queda ningún Hartigan que nos proteja o si esa oscura y absurda trama en donde los únicos sobres que se repartian en Genova parecían contener únicamente escopolamina, la cual ha conseguido que nadie en el partido del gobierno recuerde que hasta el 8 de abril su tesorero seguía siendo un presunto corrupto y que hasta el día diez ellos mismos pagaban su defensa. Al igual que no parecen recordar que ese flujo de dinero ya había emprendido el camino a España allanado evangélicamente por una regularización o amnistía fiscal general;cuestiones de neolengua; promovida por el gobierno. No sé si alguien sigue creyendo en la justicia en este país, si sigue considerando que es necesario esperar a que esta actué para perder totalmente la confianza en un partido que se debate entre el delito o la incompetencia institucionalizada, pero suceda lo que suceda en lo que parece ser un largo camino hasta que la luz o las sombras judiciales terminen dando carpetazo a un caso más de la larga lista de las corruptelas de los partidos políticos en España,tan sólo puedo volver a repetir una vez más eso de “España sé fuerte”.

ll

Texto: @seijodani

España,sé fuerte

El caso Brugal,los Ere,la operación Malaya,la Gürtel,el Palau de la música,la Pokemon,el Caso Cooperación,Nóos,la operación Púnica,Bankia…y así hasta completar los 40.000 Millones anuales,o lo que es lo mismo,los 800 euros por persona y español,con los que queramos o no,todos contribuimos a mantener la que tanto por su tamaño como solidez,ya parece consolidarse como una institución más de nuestro país:la corrupción.

Un país,en donde no pasa un día sin que estalle un nuevo caso de corrupción y en el que un día soñamos con poder ser la locomotora de Europa construyendo más casas que Alemania,Italia,Gran Bretaña y Francia juntas.Un país, en donde de una u otra forma, cada una de las las instituciones desde la Casa Real al Gobierno,pasando por los Parlamentos Autonómicos,los sindicatos o los Ayuntamientos,se han visto afectados lenta e inexorablemente por la lacra de la corrupción.Una lacra que definitivamente ha terminado arrebatándonos a muchos españoles la escasa confianza que manteníamos en una democracia digna.Y nos ha dejado un país en el vagón de cola,en donde las obras públicas parecen alejarse de su cometido inicial de servicio a la ciudadania,para ser un recurso más destinado para los que se hinchan los bolsillos con dinero público, al tiempo que ven crecer las ya de por si absurdas y multimillonarias concesiones con las que hemos abarrotado nuestro territorio.

Y es que tenemos que admitirlo.El nuestro,siempre ha sido un país de bolsillos anchos y conciencias pequeñas.Un país en donde los grandes negocios se han movido sin excepción alguna en un circulo muy pequeño,casi diminuto.Un lugar en donde amparados bajo el paraguas del España va bien y la especulación urbanística provocada por la ley del suelo,se ha terminado haciendo valido eso de “si necesitas dinero,recalifica tu pueblo”. En donde por norma general,no premiamos la innovación ni la valía por encima de los amiguísimos o los favores.Después de todo,siempre hemos sido un sistema más aristocrático que meritocrático. Fruto de ello, no es casualidad que de los 34 ministros que dirigieron aquella época de aparente bonanza popular,actualmente 22 de ellos se encuentren de una u otra forma salpicados por diferentes casos de corrupción.Ya sea Zaplana y el Terra Mítica,Matas y el caso Palma Arena o Esperanza Aguirrre y su destape en la Gürtel.

Hemos visto como toda una generación de políticos con cargos de gobierno,se han visto envueltos en una trama propia de los mejores momentos de Mario Puzo En donde en repetidas ocasiones los empresarios obtenían vía libre a los abundantes planes urbanísticos y demás contratas públicas de nuestro territorio a través de redes clientelares en las que al parecer, caían con más pena que gloria muchos de nuestros más selectos representantes públicos.

A nadie puede ya extrañarle que a ese mismo gobierno que una vez quiso convertir a España en una gran comunidad valenciana,los casos de corrupción comiencen a estallarle por detrás,por delante e incluso a su mismo lado ¿Y que explicaciones nos ofrecen a la ciudadania gobierno y oposición? Pues mientras la única defensa de los primeros sigue consistiendo en que ellos ni vieron,ni sabían nada de plazas de toros llenas hasta la bandera,sedes recién amuebladas; no por decoradores sino por tesoreros, o coches de lujo en los garajes de sus ministras. Los segundos parecen más ocupados;salvo algunas cosas, en intentar dar la callada por respuesta ante sus más de 264 causas abiertas e intentando que en medio de ese tímido “y tú más” al que nos han habituado a someter al gobierno en el congreso,la mierda, y perdón por la expresión, no termine salpicándoles más que a sus rivales en plena carrera electoral Una situación meramente kafkiana, en donde mientras los diferentes organismos judiciales se ven ahogados por la larga noche de piedra de sus innumerables instrucciones y los técnicos de Hacienda barren el mar con un rastrillo. Nos encontramos con la absurda y surrealista situación de ver a la ya ex ministra; y es que nunca es tarde si la bicha es buena,Ana Mato presentando el flamante código de buena conducta del partido popular.Un partido que en diferido y en B gobierna España con la cabeza puesta en Suiza y los tribunales.Unos tribunales que se ven aletargados por las acusaciones partidistas que diariamente se vierten desde los propios partidos y sus medios afines, y en donde diversas organizaciones ponen ya de manifiesto la inexistente separación de poderes,la escasez de recursos o la demencial reforma judicial que afectará,dios sabe como, al curso de las grandes investigaciones por corrupción.

¿Y que hacemos mientras tanto los españoles? Pues la verdad,es que no hemos cambiado mucho desde los primeros coletazos de la corrupción hasta ahora.Digamos que simplemente nos hemos adaptado a los tiempos. Ya no somos esos inocentones que ingresamos una peseta en la cuenta de una folclórica,actualmente podemos firmar en change.org para que la excarcelen o aplaudir cómodamente a la salida de los juzgados al rey del fútbol o la princesa del pueblo,sin reparar en que cuando alguien estafa a la Hacienda,nos estafa a todos. El dinero que presuntamente roban, es el dinero con el que construimos nuestras carreteras,pagamos a nuestros médicos o propiciamos los fondos con los que luego podrán estudiar nuestros hijos.Intenten ver más allá de las cifras grandilocuentes o lo curioso de los aeropuertos vacíos en los casos de corrupción que invaden nuestros medios y podrán ver lo verdaderamente preocupante de todo esto en los hospitales sin camas,los colegios sin comedores o la imposibilidad de asignar recursos a tratamientos médicos que podrían salvar la vida a cientos de personas en nuestro país.Después de todo,esa es la verdadera cara de la corrupción.

Admito que puede resultar complicado concienciarse en la lucha contra la misma cuando vivimos en un sistema partidista en donde prima la defensa del compañero de escaño a la honradez política y el servicio publico,en donde se crean en tiempo récord amnistías fiscales para los grandes defraudadores y se presentan en el atril del parlamento las mismas medidas una y otra vez para luchar contra la corrupción sin que nunca parezcan aplicarse.Pero debe ser responsabilidad de la ciudadania el despertarse y preguntarnos de una vez por todas si realmente nuestros políticos pretenden terminar con la corrupción o simplemente intentan maquillarla para que todo siga igual.Medidas como la reforma en la ley electoral y de financiación de los partidos,el control efectivo de los ciudadanos y de los medios sobre las cuentas de los mismos o la regulación estricta de lobbies y puertas giratorias,junto con la tan necesaria reforma judicial que permita a esta institución juzgar en tiempo y forma estos delitos.Deben de suponer el pilar básico del cambio democrático que definitivamente parece encarar este país. No podemos seguir soportando la continua sangría de recursos a los que nos somete la corrupción cuando somos los ciudadanos los que estamos en gran medida soportando con nuestro esfuerzo las reformas que nos dicen indispensables para superar la crisis.Después de todo se está acabando el pan y hace ya mucho tiempo que no nos tiene gracia todo este circo.

mm

Autor: @SeijoDani