El año en el que nos dormimos peligrosamente

Se despide un año en el que las calles siguen en silencio, amenazadas, mientras los despachos hablan para lograr reinterpretar sus propias promesas. Un año en el que se han perdido empleos e ilusiones. En el que el asalto al cielo, comenzó a lucharse con más calma, con menos celeridad, ya en la tierra. Una tierra, la española, abandonada en forma de un campo que sufre la desmemoria de un país que por olvidar, incluso sigue olvidando a sus muertos. Unos muertos, todavía, sin lapida, sin nombre y sin justicia.

Año de recortes, de sufrimiento, pero mucho más silencioso. Soterrado, ya casi sin fuerza. Como si incluso a la hora de huir entre la desesperanza, nos faltase ya el aliento. Un año de paro, de precariedad y de impunidad. Impunidad no para muchos, para los corruptos y para todos aquellos, que pudiendo reformar las reglas del juego, que teniendo el poder para ello, han preferido ser cómplices de una mala obra de teatro llamada democracia. Una democracia de ricos y pobres, una democracia de votos y silencios. Silencios, temerosos cada cuatro años. En los que mientras tanto, sube la luz o la hipoteca, a la par que bajan los salarios. Acumulando así las deudas y la tensión del día a día que supone para muchos españoles, ser un trabajador pobre o una cifra en el drama de los desahucios.

Después de todo, siempre pudo ser peor. Uno podría haber sido un cuerpo más a orillas del Mediterráneo. Un drama de telediario, efímero y sensacionalista, como es hoy gran parte de nuestra prensa. Una prensa servil, tan inmersa en este juego que difícilmente podría tirar de la manta de la miseria, sin arrastrarse al fondo con ella.

Ha pasado todo un año en el que muchos de ustedes han elegido a un gobierno corrupto, caciquil y violento, contra quienes no son los suyos. Ha sido una elección justa y respetable, al menos todo lo respetable que en democracia, una decisión tan nefasta, puede llegar ser. Pero ¿No esperarán que les aplauda por ello?

En una sociedad de ovejas que se creen lobos, el egoísmo natural en tanto y en tantos, tan solo es la punta de lanza de la que se sirve el capitalismo, para hacernos desear más. Para pretender preservar un nivel de vida que no tenemos, en una clase social a la que hace ya mucho que no pertenecemos. Ni su televisor, ni su coche o su iphone lo hacen pertenecer a la clase media. Es la salud, la educación…son los derechos sociales idiota. En eso residía nuestra esperanza en un futuro mejor, frente a un presente incierto, en el que la violencia machista en nuestras calles, preocupa menos que la pelea política en Venezuela. En donde el Brexit, Trump o Pedro Sánchez, suponen parches en el diccionario social a conceptos como neoliberalismo, automatización o cambio climático.

Un país de cortometrajes informativos, para una sociedad adormecida sin capacidad critica o reflexiva alguna. Supongo que por eso molestará tanto la filosofía en las aulas. Una sociedad de política cortoplacista y de marketing, cada día más huérfana de grandes nombres o grandes proyectos.

2016 ha sido un mal año para la clase obrera, Un año en el que hemos dejado de luchar y de tener esperanza por hacerlo, un año triste por tanto. Quizás 2017 sea mejor, no lo sé la verdad, lo desconozco. Tan solo espero poder sentarme en un año ante este mismo teclado, recordando aquel 2016, como el año en el que los españoles, nos dormimos peligrosamente.  

Por un 2017 combativo y justo

madrid15oct.png

Autor: @SeijoDani

Recuerda que como parte de la ley de memoria histórica y en recuerdo de la activista medioambiental Berta Cáceres,te agradeceríamos que dedicases un segundo a firmar esta petición para cambiar al recuerdo del fascismo de las calles de A Coruña,por el nombre de la activista medioambiental. 

https://www.change.org/p/xulio-ferreiro-calle-berta-c%C3%A1ceres-en-a-coru%C3%B1a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s