“Cuando las barbas de tu vecino veas cortar.”

El pasado domingo 4 de Octubre,se celebraban en Portugal unas elecciones que han pasado inexplicablemente sin pena ni gloria por los medios de comunicación españoles.Inexplicablemente porque si bien fueron esos mismos medios los que se empeñaron en difundir y resaltar,incluso hasta la caricatura,las semejanzas entre España y Grecia durante las elecciones del país heleno,en el caso de nuestro más inmediato vecino ;económica y culturalmente hablando,estos mismos medios no han sabido o no han querido saber encontrar esas mismas similitudes entre las elecciones lusas y a las que todos los españoles,al menos los aún no desencantados,nos encaminamos el próximo 20 de diciembre.Si uno cuando de la verdad se trata fuese inconformista por naturaleza,podría desconfiar y pensar en que la nueva política europea y por tanto la de la mayoría de  los medios;encaminados únicamente a repetir y reforzar ese mismo mensaje oficial,se trata ahora de enfocar caso a caso las elecciones de cada país,como un reforzamiento de las políticas de austeridad y de los partidos tradicionalistas que las defienden,frente a una caída en el más absoluto abismo económico que supondría cualquier alternativa a las políticas neoliberales.Algo así,como el ya tan repetido por muchos líderes estatales europeos: “Nosotros o el Caos”.

Durante la campaña lusa,hemos podido escuchar repetidamente desde Europa que la continuidad del conservadurismo al frente del gobierno portugués,era la única alternativa viable ante el escenario apocalíptico que sin duda representaría cualquier tipo de pacto de gobierno,entre una izquierda que desde Bruselas ha sido dibujada ante el ciudadano portugués poco menos que como los nuevos talibanes económicos del país.Hordas de neocomunistas dispuestos a arrasar con los grandes avances económicos que como la santa trinidad de la Troika,el pueblo no ve pero ha de confiar en que están ahí.Todo lo que huela a izquierda parece suponer una amenaza para la población y así parecía querer dejarlo claro la UE a los ciudadanos portugueses antes de que estos;ciudadanos demasiado acostumbrados hasta ahora a decidir libremente,pudiesen decidir votar sin tener en cuenta esa espada de Damocles económico colgando sobre su cabeza.

Y parece que el miedo si ha dado resultado.Sólo así se puede explicar que el PSD-CDS llegué a gobernar Portugal frente a la izquierda,tras perder 25 diputados y casi 800.000 votos en las últimas elecciones.La doctrina del shock económico a avanzado tanto en occidente entre despidos y desahucios que basta cual perros de Pavlov,la palabra recesión para que un pueblo se paralice y entregue sin dudas el poder al dictado de Europa.Sin duda,esa representa una de las causas por las que derecha parece tener todas las papeletas para gobernar en Portugal ¿Pero acaso puede culparse exclusivamente a Europa por esto? pues si y no.Si,porque sin duda las presiones ejercidas desde la UE a los partidos tradicionales han tenido mucho que ver para que los recortes se antepongan a cualquier otro objetivo inmediato y han logrado que partidos como el Partido Socialista portugués o el PSOE en España,se quiten definitivamente su ya escaso disfraz progresista de una vez por todas y no escatimen en traiciones a su discurso social o económico para mantener contentos a sus superiores de Bruselas y evitar así verdaderos cambios que hagan tambalear las estructuras de poder a las que tan bien se amoldan.Y no,porque hace ya tiempo que ciudadanos y partidos de la verdadera izquierda,deberíamos habernos dado cuenta de que los partidos de la antigua socialdemocracia europea han vendido su alma al diablo y que tan solo un bloque fuerte de izquierdas puede obligarlos a reaccionar ante una hipotética puesta en escena electoral entre la espada y la pared que supondría para ellos un planteamiento entre:la derecha o nosotros.

Mientras la “pequeña izquierda” continue fracturada en sus luchas internas y los socialistas o demás socialdemócratas de pandereta,puedan utilizar esas luchas como excusa para entregar el gobierno a sus compatriotas de cuna aunque aún no de color,aludiendo sin remordimientos a un escenario de inestabilidad o de extremismos políticos,no existirá alternativa real al neoliberalismo y a los recortes que este trae consigo.El miedo ha ganado esta vez en la misma tierra en donde los claveles le ganaron a los fusiles,el mismo miedo que ganó a la esperanza anteriormente en Grecia y si nada cambia,será ese mismo miedo el que ganará en España mientras unos y otros discuten acerca de marcas o siglas…años han pasado desde el ’36 y lamentablemente nada nuevo parece brillar bajo el sol de la izquierda española.

Autor: @SeijoDani

izquierda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s