“ETA es ETA.”

Y se ha vuelto a abrir la caja de pandora,por las polémicas declaraciones de Pablo Iglesias acerca de las políticas penitenciarias que promueven la dispersión de los presos etarras en las cárceles de nuestro país.Como siempre que en España se habla de terrorismo,han aparecido los oportunistas y los radicales sin pistola,para tildar al líder de Podemos de proetarra y filonazi por el simple echo de llamar la atención sobre una política que más que castigar a los asesinos,castiga a sus familias.Todos entenderemos que muchas de esas madres que en las largas caravanas se trasladan por todo el país,para una escueta visita a sus hijos,puedan llegar a maldecir a los mismos,a odiarlos.Pero por desgracia,eso no se elige.Les ha tocado la cara menos amarga de una situación trágica de por si.

Nadie en su sano juicio,puede negar que las principales víctimas,son los asesinados y los heridos por los terroristas.Nadie puede negar que sus familiares son quién deben de contar con el apoyo incondicional del estado y el reconocimiento de la sociedad civil por su lucha incesante por la democracia.Debe exigirse el fin de una vez por todas del “algo habrán hecho” y debe de exigirse que se pida perdón desde el mundo abertzale por el soporte que esta a proporcionado a los terroristas.Pero para eso debe de acabarse con la política de venganza,debe de terminarse con el silencio en torno al terrorismo y debe de una vez por todas,abrirse un debate para mostrar a ETA como lo que verdaderamente es y ha sido siempre:una locura terrorista que ha destrozado a muchas familias a lo largo de su historia,incluidas las de los propios terroristas.

Hablar sobre el fin de ETA es hablar sobre leyes penitenciarias,sobre las víctimas y sobre responsabilidades a asumir antes del fin de la barbarie por todos los responsables de la misma.Hablar sobre el fin de ETA,es reconocer que esos que ahora están presos,no son soldados a los que hay que alejar de casa por su peligrosidad,sino pobres diablos a los que la visita de su familia debe recordarles todo lo que han arruinado.Debe recordarles que en su supuesta lucha por Euskadi,ellos han sido el cáncer de esa misma sociedad.

Es de esperar;seamos ingenuos por un momento,que ya nadie puede hacer instrumentalización política del terrorismo y pensar que desde la izquierda se defiende el terrorismo de ETA.Puesto que al condenar el terrorismo,no quiere decir que se cese en la búsqueda de la explicación política al mismo;obviamente tras esta barbarie existen reivindicaciones políticas y eso es algo que ni el más obtuso de los españoles puede negar;pero a todas luces,decir esto no justifica el tiro en la nuca.Es obvio que el terrorismo etarra tenía el objetivo político de la independencia,al igual que resulta obvio que ETA y sus criminales son mafiosos de medio pelo que poco o nada conocen sobre la lucha política y mucho menos sobre la representación de un pueblo como el vasco.

Personalmente uno de los recuerdos más tempranos en mi memoria son las lagrimas por Miguel Ángel Blanco,no entendía siendo muy niño aquella barbarie y sigo sin comprenderla ahora.Pero precisamente por eso,el análisis y el estudio del mal llamado conflicto vasco continua siendo algo indispensable.El silencio,supone sin duda el desprecio más grande para las víctimas.

aa

Autor: @SeijoDani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s